Ley Anti Spam en República Dominicana

Publicado en mayo 8, 2011

0


SANTO DOMINGO.-El envío por la red de Internet de correos electrónicos no deseados, los llamados (SPAM), fue calificado por el diputado Víctor Sánchez, de Azua, como “un problema grave” para el país; en tanto, el consultor legal del el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), doctor César Moliné, advirtió que la falta de penalización de esta práctica “puede llevar a la importación de actividades criminales hacia países que como el nuestro, no cuentan con legislaciones para enfrentarla.

El diputado Sánchez dijo que, incluso, el SPAM no solo causa molestias sino también cuantiosas pérdidas económicas, por lo que reclamó la aprobación este mismo año de un proyecto de ley que castigue con prisión de seis meses de cárcel y una multa equivalente a diez salarios mínimos.

Sánchez y Moliné hicieron el señalamiento en un foro sobre el proyecto de Ley que regula el envío de Correos Electrónicos Comerciales “SPAM” no solicitados” (Ley Anti SPAM) que éste propicia en el Congreso de la República, en el que expuso también Roberto Gálvez, de Avisor Technologies, por parte del sector empresarial y los usuarios.

El debate se celebró en el pabellón del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel) en la XIV Feria Internacional del Libro, que se desarrolla en la Plaza de la Cultura, con una dedicatoria especial al Vaticano.

Al exponer en la actividad, el diputado Sánchez deploró que todavía en el país no exista una legislación que regule los correos no deseados. El proyecto de ley que éste presentó sobre el tema se conoció ya en la Cámara de Diputados, pero fue remitida a vistas públicas porque los legisladores consideraron la pieza como muy importante y requiere la ponderación del público.

Agradeció al Indotel los aportes que ha hecho para fortalecer desde el punto de vista técnico los alcances de esta pieza legislativa.

“La razón básica de por qué hemos tomado este tema para preparar una iniciativa de ley es porque entendemos es un problema grave que lo ha traído la misma tecnología, el mismo avance tecnológico, la misma revolución que hay hoy en día, ese mismo cierre de la brecha digital es lo que ha traído consigo este problema grande que tenemos hoy de los correos no solicitados, los correos SPAM”, expresó el legislador.

Señaló que otros países han estado aplicando con muy buenos resultados este tipo de medidas legales, razón por la que cree que la República Dominicana no tiene por qué quedarse aislada en el enfrentamiento de este problema.

Citó a Perú, Holanda y España entre los países que han aplicado leyes anti-Spam con buenos resultados. Específicamente en Perú se ha logrado la reducción de los correos comerciales no deseados, mientras que en Holanda causó una disminución de 85% en el número de Spam enviados, especialmente en la forma de propaganda de negocios a negocios; en España, en tanto, el correo basura se ha reducido en 30%. También refirió los esfuerzos realizado en Colombia y en Estados Unidos, donde se perfeccionan sus piezas legislativas respecto a estas regulaciones.

“Esos son casos que pueden darnos a nosotros una idea de los beneficios que pudiéramos obtener en la República Dominicana con la aplicación de esta nueva ley”, enfatizó Sánchez.

Expuso que a través de los correos SPAM llegan virus y publicidad engañosa, “de manera que hay muchas ventajas de tener en el país una ley que regule este tipo de mensaje no deseado.

Posición del Indotel

Por su lado, el consultor legal del Indotel, doctor César Moliné, manifestó que debido acceso masivo de la población a las Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC), en el país deben adoptarse “acciones que permitan evitar el abuso de las TIC, en detrimento por supuesto de la seguridad del Estado y de la seguridad de los individuos en general”.

Moliné señaló que las estrategias de políticas de ciberseguridad incluyen a menudo medidas técnicas para resolver dificultades, pero que estas, sin embargo, no son las únicas que pueden resolver los problemas, sino que deben acompañarse de medidas legislativas como es el caso del proyecto de Ley Anti SPAM sometido al Congreso por el diputado Sánchez.

“Un Estado que no cuenta con una legislación adecuada en materia de crímenes y delitos de alta tecnología, va a tener una situación que se va reflejar en dos vertientes particulares: la primera de ella es que el Estado se va a ver en una situación de incapacidad para ayudar a los ciudadanos que se vean perjudicados por estas acciones; y en segundo lugar, por supuesto, la misma falta de penalización puede llevar a la importación de actividades criminales hacia países que no cuentan con este tipo de legislación”, enfatizó el especialista.

Recordó que la República Dominicana aprobó en el año 2007 la ley 53-07 sobre crímenes y delitos de alta tecnología, pero lamentó que entonces en esa legislación no se contempló el SPAM como un problema del ciberespacio.

“En ese momento no se consideró, lamentablemente, que el SPAM iba a ser un problema, se entendió que era una molestia, un malestar aislado, pero que no había necesidad de legislar sobre este tema; fue un error en ese momento, pero hoy en día estamos corrigiendo el mismo”, expresó.

Indicó que en el Indotel se está bien claro en el sentido de que, en el contexto de la ciberseguridad el SPAM no es solo una molestia aislada, no solamente el envío de una cantidad innumerable de correos, no, “eso va mucho más allá, hoy por hoy el SPAM es el medio preferido para el envío de amenazas para la seguridad de la red.

Moliné dijo que a través del SPAM no solamente se envían virus, sino que también se remiten “ataques de virus troyanos e incluso se generan lo que se conoce como borne, que son una cadena de computadoras unidas por programas maliciosos que permiten llevar a cabo ataques que van desde fechorías comunes y corrientes hasta ataques de ciberterrorismo”.

“El problema se ha agravado lamentablemente porque hasta la fecha el SPAM ha desafiado, tanto las medidas técnicas que se han creado para combatirlo, como a las instituciones que se han creado”, expresó.

Sostuvo que para combatir el SPAM no basta con tener una legislación específica, como sería la de protección de los consumidores, sino que hay que considerar aspectos punitivos para contrarrestar los envíos de los SPAM.

“El SPAM tiene una incidencia económica muy, pero muy fuerte; el hecho solamente de la recepción perjudica a toda la cadena de valores del sector de las TIC, desde los proveedores de servicios, los usuarios, los proveedores de software y así sucesivamente, lo hace incurrir en una serie de costos que, obviamente, se traslada en pérdidas económicas para todos y cada uno de nosotros”, subrayó.

Consideró que el proyecto de Ley Anti SPAM “es bastante completo”, ya que toca una serie de temas particulares que los enfoca de manera interesante, aunque advirtió, sin embargo, que es necesario que el mismo contemple delitos que considera vitales, como es que se incluya el envío de mensaje comercial no solicitado no solo a través de correo electrónico sino también a través de mensajes escritos, de telefonía celular.

Cree debe ampliarse más el objeto de la ley para que también incluya los mensajes comerciales no deseados en redes sociales y la telefonía celular.

Moliné propuso se asigne al Departamento de Investigaciones de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología (DICAT), de la Policía Nacional, como el órgano que vele por la parte penal de la misma; al departamento de protección al consumidor y que, por último, se faculte a los proveedores de servicios a accionar contra las empresas o personas que se dediquen al envío de SPAM.

Esta última medida se utilizó en la Ley anti SPAM en el 2003 en Estados Unidos y ha dado muy buenos resultados, en razón de que permite a los proveedores demandar a cualquier persona que envíe correos comerciales no deseados a través de sus redes, siempre y cuando se haya advertido que es una conducta no tolerada, no permitida por estos proveedores.

About these ads
Etiquetado: